Dama y peón contra dama

agosto 16, 2009 2 Comments


El final de dama y peón contra dama es uno de los más difíciles de evaluar, puesto que el bando débil puede buscar posiciones de jaque continuo, gracias a la gran movilidad de la dama y las pocas piezas existentes para que el bando fuerte se cubra de los jaques. Hay tres detalles fundamentales que resultan decisivos para valorar este final:

En qué columna se halle el peón. Las posibilidades de tablas son mayores si el peón es de torre (columnas a o h). También existen buenas posibilidades de empate si el peón es de caballo (b o g), aunque en la práctica resulta extremadamente difícil de defender. Con peones centrales las posibilidades de victoria aumentan.

Lo avanzado que esté el peón. Lógicamente este es un factor decisivo. Las posibilidades de ganar del bando fuerte son mayores si el peón está más avanzado.

La situación del rey defensor. Este es un punto de la máxima importancia y bastante poco conocido. Si el rey defensor se halla frente al peón, casi siempre será tablas. Paradójicamente, si el rey defensor no está frente al peón, le interesa estar lo más alejado posible del mismo, para evitar que el bando fuerte pueda cubrirse de los jaques dando a su vez un jaque, cambiando damas y derivando a un sencillo final ganado.

Para dejar un poco más claro este último punto os ofrezco dos diagramas, extraídos del libro Mastering the endgame del G.M. Flear:




Este final debe estar ganado, debido a la mala situación del rey defensor.




Aquí vemos un caso en que la situación alejada del rey defensor le otorga buenas posibilidades de empate.

En el futuro volveremos a ver ejemplos de este tipo de finales, tan abandonados por la literatura ajedrecística especializada.

Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.

2 comentarios:

Luis Bernal dijo...

¡Hola, Luis! De hecho, el primer final se gana a patadas, por ejemplo con 1.Rc6! Da4 2.Rc7!, y se ve cómo el rey negro está expuesto a los recontrajaques. El segundo final también está perdido según las tablebases, jugando 1.Da3+ y 2.b7, pero sería tablas con el rey ya en el sitio bueno (g2 o h1); en este caso, la línea ganadora me suenan a chino a las 9 y media de la madrugada :) http://www.k4it.de/index.php?topic=egtb&lang=en

Un saludo.

Luis dijo...

¡Gracias por tu aportación Luis! Supongo que es difícil recordar las posiciones exactas y lo imposible seguramente sería recordar todas las variantes de las tablebases. Así que lo mejor será recordar que no es bueno acercar el rey cuando tratas de defender este final.
El pasado viernes jugué en un torneo con un M.I. que trataba de defender este final (en realidad esa partida fue la que me dio la idea de publicar este artículo). Creo que llegó a tener varias posiciones de tablas, pero ante mis jaques fue acercando su rey y acabó perdiendo.
Quiero decir con esto que no es tan conocido. Y además insisto en que es un final poco estudiado en libros de finales, cuando sin embargo es relativamente frecuente en la práctica.
Bueno Luis, te agradezco que además de tener tiempo para realizar tu estupendo blog, lo tengas para participar en este.
:)