Correlación de material

agosto 12, 2009 0 Comments


Tengo dos torres, dama, caballo y dos peones contra dos torres, dama, caballo y un peón. No es difícil concluir que tengo ventaja de material, concretamente un peón de más. Si esto no queda claro puedes pinchar aquí.

Lo difícil es valorar aquellas posiciones en las que no existe una correlación de material tan clara. En el ajedrez moderno cada vez son más frecuentes aquellas posiciones con una correlación de material heterodoxo donde, por ejemplo, uno de los bandos cambia dos torres por dama, o dos piezas por torre, o pieza por varios peones. En esas posiciones es bien difícil hablar de “ventaja de material” por parte de alguno de los bandos. En cualquier caso lo importante en esas posiciones (y en realidad en todas las posiciones) es lo que ocurre en el tablero, la iniciativa, las posibles amenazas de cada bando, la situación del rey, la actividad de las piezas, y mil detalles más que son los que nos deben dar una idea de quien tiene la ventaja.

En la partida Alekseev – Inarkiev de hoy, jugada en la tercera del Grand Prix de la FIDE que se celebra en Jermuk, hemos asistido a una de esas partidas en las que el balance de material de cada bando va cambiando con rapidez, mientras lo jugadores se preocupan por luchar por la iniciativa.



Todo comienza en la posición del diagrama, donde las negras deciden sacrificar pieza por dos peones para quedarse con un fuerte centro y la posibilidad de crear problemas al rey rival a través de la diagonal h1-a8.


Alekseev E (2714) - Inarkiev E (2675)
GP FIDE Jermuk (3), 11.08.2009

19... Cxe4 20.Cxe4 cxd5 21.cxd5 Cxd5




Las negras parecen haber conseguido su objetivo y las blancas se deben enfrentar a ciertas dificultades. La solución de las blancas vuelve a dar un vuelco al balance de material.


22.Tgc1 Ac6 23.Txc6 Txc6




24.Ag1 Da8 25.Af1 Tfc8 26.Cb4 Cxb4 27.Dxb4 Tc2 28.Ag2 d5 29.Cf2 e4 30.Td1 Tc1 31.Dd2 T8c2




Las negras siguen apretando y han conseguido una fuerte iniciativa, con los amenazadores peones centrales y las activas torres. Sin embargo no parece ser una buena idea dejar cambiar la dama por las dos torres.

32.Dxc1 Txc1 33.Txc1




h6 34.gxh6 Axh6 35.Tc7 Dd8 36.Txa7 Ae3 37.Tb7 Df8 38.Cxe4 Dc8 39.Tf7 De6 40.Tf6 Dg4 41.Axe3 dxe4



Finalmente las dos piezas menores y torre contra dama se mostrarán muy superiores, y aunque el final será largo, la victoria de las blancas debe ser segura con buena técnica.

42.Tf8+ Rg7 43.Te8 De2 44.Txe4 Dxa2 45.b4 Db1+ 46.Ag1 g5 47.h3 Dd1 48.Te5 Rf6 49.Txb5 g4 50.Td5 De1 51.Td4 gxh3 52.Axh3 Dg3 53.Ag4 Db3 54.Rg2 Db2+ 55.Af2 Db3 56.Ad7 Dg8+ 57.Ag4 Dg5 58.Rf3 Db5 59.Re3 Da6 60.Ae2 Da3+ 61.Ad3 Dc1+ 62.Re2 Db2+ 63.Rf3 Db3 64.b5 Dd1+ 65.Rg2 Re5 66.b6 Db3 67.Te4+ Rd6 68.Ae2 Dg8+ 69.Tg4 Db3 70.Af3 Re5 71.b7 Rf6 72.Ag3 Dc2+ 73.Rh3 1–0






Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.