Estudia

Aquí encontrarás contenidos para mejorar tu ajedrez.

Mejora

Aplica en tu juego las estrategias que te permitirán subir de nivel.

Descubre

Conoce los secretos de los mejores jugadores del mundo.
 

La clavada eterna

11 marzo 2014

La clavada es uno de los principales temas tácticos del ajedrez y de hecho uno de los primeros que se deben aprender. Pero el uso correcto de las sutilezas que rodean este tema táctico en algunas situaciones no es tan conocido como se merece, por lo que en esta entrada nos vamos a encargar de profundizar en una de esas sutilezas, aprovechando la instructiva partida entre Almasi y Prizant del Campeonato de Europa que se está celebrando estos días.

Comencemos echando un vistazo a la siguiente posición.

Almasi - Prizant
Campeonato de Europa 2014

A pesar de los dos peones de menos que tienen las blancas en esta posición, la pareja de alfiles del blanco y las debilidades por las casillas oscuras del enroque de las negras compensan la inferioridad material. De hecho, que esas debilidades en las inmediaciones del rey del segundo jugador sean precisamente en casillas negras, es un hecho especialmente grave, dada la ausencia precisamente del alfil que podría controlar esas diagonales. Ya hemos hablado en un artículo anterior de lo importante que puede ser potenciar el alfil que no tiene opositor cuando disponemos de la pareja de alfiles. Si a esto añadimos la debilidad de las diagonales por las que luchará dicho alfil, el asunto gana en importancia. Por supuesto que las blancas seguirían con compensación en caso de retirar su alfil amenazado a b3 o a6, pero el G.M. Almasi se sube al tren de la táctica en este momento, buscando un ataque decisivo contra el monarca negro. 

27.Txd7! Cxd7 28.Axe6 Cc5 



Esta posición es la que realmente ha inspirado el presente artículo, pues con frecuencia insisto a mis alumnos de un nivel básico o intermedio, de lo importante que es saber mantener la tensión en muchas situaciones. Y la que tenemos ahora mismo en el tablero es de las más típicas en este sentido. Muchos principiantes e incluso jugadores de cierto nivel se precipitarían como alma que lleva el diablo y capturarían en f7 recuperando el material de manera inmediata. Resulta mucho más molesto para las negras que las blancas retrasen esa captura, al fin y al cabo inevitable. Mientras tanto las negras tendrán que estar defendiendo f7 con su dama y su rey, y no podrán organizar su juego eficazmente. 

29.Ad5 Tc8 30.Da1 

"La pieza clavada no defiende nada" proclama la conocida frase, por lo que las blancas amenazan mate en g7. 

30...Df8 



31.Te1 

Ahora se amenaza entrar en e7 con el alfil, y eventualmente con la torre, ya que del mismo modo que la pieza clavada no defendía en f7, tampoco lo hace en e7. 

31...Ce4 

Única. 

32.Af4 

32.Tc1 era en realidad más exacta. 32...Cc5 (32...Txc1+ 33.Axc1 con idea de Dd4 y Ab2, "montando el tren" contra el rey enemigo.) 33.Df6 con una fuerte iniciativa. 

32...g5 



33.Axg5! 

Brillante desviación del caballo de e4 lo que permitirá a las blancas invadir con su dama otra de las casillas que tampoco defiende la torre al estar clavada: f6. 

33...Cxg5 34.Df6 Ce4 



35.Dxf5 

Y ahora capturando un peón que tampoco defiende la torre (no voy a repetir más la frasecita de "la pieza clavada no defiende nada" vaya a ser que algún lector se enfurezca conmigo...y con razón...) 

35...Cd6 36.Df6 

Ejem...no digo nada... 

36...Te8 37.Tc1 Ce4 38.Df4 



38...Cd6? 

38...Cc5 mantiene las opciones de defensa, ya que no vale 39.Tc3? Te1+ 40.Rh2 Ce6! 41.Dg4+ Rh8 42.Axe6 Dxh6+ 43.Rg3 Tf8 

39.Tc3 

El paso de la torre por la tercera fila decidirá la lucha. 

39...Rh8 40.Axf7 1-0

Games
[Event "15th ch-EUR Indiv 2014"] [Site "Yerevan ARM"] [Date "2014.03.10"] [Round "7.37"] [White "Almasi, Zoltan"] [Black "Prizant, Jaroslav"] [Result "1-0"] [ECO "C19"] [WhiteElo "2704"] [BlackElo "2534"] [PlyCount "79"] [EventDate "2014.03.03"] 1. e4 e6 2. d4 d5 3. Nc3 Bb4 4. e5 Ne7 5. a3 Bxc3+ 6. bxc3 c5 7. h4 Qc7 8. h5 cxd4 9. cxd4 Qc3+ 10. Bd2 Qxd4 11. Nf3 Qe4+ 12. Be2 Nf5 13. O-O Nc6 14. Re1 Nfd4 15. Nxd4 Qxd4 16. Bb5 Bd7 17. Rb1 f5 18. h6 g6 19. c3 Qc5 20. c4 dxc4 21. Be3 Qe7 22. Bxc4 b6 23. Qd2 O-O 24. Bg5 Qe8 25. Red1 Rf7 26. Qa2 Nxe5 {A pesar de los dos peones de menos que tienen las blancas en esta posición, la pareja de alfiles del blanco y las debilidades por las casillas oscuras del enroque de las negras compensan la inferioridad material. De hecho que esas debilidades en las inmediaciones del rey del segundo jugador sean precisamente en casillas negras es un hecho especialmente grave, dada la ausencia precisamente del alfil que podría controlar esas diagonales. Ya hemos hablado en un artículo anterior de lo importante que puede ser potenciar el alfil que no tiene opositor cuando disponemos de la pareja de alfiles. Si a esto añadimos la debilidad de las diagonales por las que luchará dicho alfil, el asunto gana en importancia. Por supuesto que las blancas seguirían con compensación en caso de retirar su alfil amenazado a b3 o a6, pero el G.M. Almasi se sube al tren de la táctica en este momento, buscando un ataque decisivo contra el monarca negro.} 27. Rxd7 $1 Nxd7 28. Bxe6 Nc5 {Esta posición es la que realmente ha inspirado el presente artículo, pues con frecuencia insisto a mis alumnos de un nivel básico o intermedio, de lo importante que es saber mantener la tensión en muchas situaciones. Y la que tenemos ahora mismo en el tablero es de las más típicas en este sentido. Muchos principiantes e incluso jugadores de cierto nivel se precipitarían como alma que lleva el diablo y capturarían en f7 recuperando el material de manera inmediata. Resulta mucho más molesto para las negras que las blancas retrasen esa captura, al fin y al cabo inevitable. Mientras tanto las negras tendrán que estar defendiendo f7 con su dama y su rey, y no podrán organizar su juego eficazmente.} 29. Bd5 Rc8 30. Qa1 {"La pieza clavada no defiende nada" proclama la conocida frase, por lo que las blancas amenazan mate en g7.} Qf8 31. Re1 {Ahora se amenaza entrar en e7 con el alfil, y eventualmente con la torre, ya que del mismo modo que la pieza clavada no defendía en f7, tampoco lo hace en e7.} Ne4 {Única.} 32. Bf4 (32. Rc1 {era en realidad más exacta.} Nc5 (32... Rxc1+ 33. Bxc1 {con idea de Dd4 y Ab2, "montando el tren" contra el rey enemigo.}) 33. Qf6 {con una fuerte iniciativa. }) 32... g5 33. Bxg5 $1 {Brillante desviación del caballo de e4 lo que permitirá a las blancas invadir con su dama otra de las casillas que tampoco defiende la torre al estar clavada: f6.} Nxg5 34. Qf6 Ne4 35. Qxf5 {Y ahora capturando un peón que tampoco defiende la torre (no voy a repetir más la frasecita de "la pieza clavada no defiende nada vaya a ser que algún lector se enfurezca conmigo...y con razón...)} Nd6 36. Qf6 {Ejem...no digo nada...} Re8 37. Rc1 Ne4 38. Qf4 Nd6 $2 (38... Nc5 {mantiene las opciones de defensa, ya que no vale} 39. Rc3 $2 Re1+ 40. Kh2 Ne6 $1 41. Qg4+ Kh8 42. Bxe6 Qxh6+ 43. Kg3 Rf8) 39. Rc3 {El paso de la torre por la tercera fila decidirá la lucha.} Kh8 40. Bxf7 1-0

Si quieres tablas...¡juega a ganar!

04 marzo 2014

Es bien conocido el axioma de que jugar buscando las tablas suele llevar a la derrota. Una actitud excesivamente conformista en la que las posibles ideas de actividad o de ataque son directamente descartadas, desembocan con frecuencia en posiciones extremadamente pasivas, escenarios restringidos en los que la derrota llegará casi inevitablemente.

Una vez más podremos encontrar fácilmente paralelismos entre el ajedrez y la vida, usando este tema como fondo, pero dejaré filosofías a un lado para centrarme en el didáctico ejemplo que podemos extraer de la partida de Bacrot jugada ayer en el Europeo de Yerevan. Didáctica digo, por el tema que comentamos acerca de los peligros de conformarse (e incluso buscar claramente) el empate como única opción, pero también bastante pedagógica al mostrarnos uno de los planes más frecuentes en ajedrez: el ataque de minorías.

El blanco, Tamas Petenyi, se enfrentaba a uno de los mejores jugadores del mundo, el francés Bacrot. Es posible que estuviera satisfecho de haber llegado a la posición que encontramos en el siguiente diagrama.



A pesar de que el juego de las negras pueda ser más cómodo, sin duda nos hallamos ante una posición bastante nivelada.

39.Dd2

Las blancas deciden quedar pasivas realizando la secuencia Dd2 - f2 - d2 en sus próximas jugadas. Sin embargo permanecer a la espera de acontecimientos no es buena decisión en un momento en el que el negro cuenta con un plan claro para tratar de progresar: el ataque de minorías. 

El ataque de minorías es uno de los planes más conocidos en ajedrez, principalmente famoso por su uso en las posiciones de la estructura Carlsbard propias del Gambito de Dama, pero también muy recurrente en otras posiciones. Su idea es tan cristalina que con frecuencia lo encontramos en manuales de ajedrez para explicar el concepto y uso de plan en ajedrez. Una minoría de peones avanza contra la mayoría enemiga, buscando crear alguna debilidad o abrir líneas a través de las cuales penetrar en la posición enemiga. 

Veamos como Bacrot usa este plan en la partida. 

39.g4 podría parecer natural y de hecho es una reacción habitual en este tipo de posiciones, tratando de sacar partido a la ventaja de espacio del ala de rey. Sin embargo este avance dejaría sumamente expuesto al rey blanco tras 39...hxg4 40.hxg4 Rg7

39.Tb4! era la jugada que debería realizar el blanco. La torre no sólo amenaza b7, sino que defiende b2, lo que libera a su dama de esa función, permitiéndole buscar cierta actividad en el futuro. Pero claro, para ello las blancas deberían tener en mente la posibilidad de crear alguna amenaza, en lugar de jugar de manera pasiva. 39...Tc7 (39...b5 40.Db6) 40.Dh4 

39...b5 

El objetivo de las negras consiste por tanto en romper en b4. Así que Bacrot avanza su minoría (peones de a y b) contra la mayoría blanca (peones a, b y c) 

40.Df2 Dc1 41.Dd2 Db1 42.Df2 a5 



El negro sigue preparando b4. 

43.Dd2 Rg7 44.Df2 Df5 45.De3 



45...Dc2 

Una pequeña sutileza con la que el gran maestro francés trata de retirar a la torre blanca de d4, y por lo tanto de la defensa de la casilla b4. 

46.Td2 

46.Dd2 tal vez fuera algo mejor y tras 46...Dxd2 47.Txd2 b4 48.cxb4 axb4 49.a4 h4 50.b3 Tc3 51.Tb2 Rf8 parece que las blancas, aunque pasivas, aguantan. 

46...Db1 47.Df2 



47...b4 48.axb4 axb4 49.cxb4 



49...Tc1 

Como decíamos el objetivo del ataque de minorías no es necesariamente crear una debilidad en la estructura de peones del rival, sino que en ocasiones, como podemos apreciar en este ejemplo, se consiguen abrir líneas para que las piezas invadan el territorio enemigo. Una vez ocupada la primera fila con las piezas mayores el rey blanco será asaltado de manera definitiva. 

50.b5 Tf1 51.De3 h4 52.g4 Th1+



 0-1
Games
[Event "EICC 2014"] [Site "Yerevan"] [Date "2014.03.03"] [Round "1"] [White "Petenyi, Tamas"] [Black "Bacrot, Etienne"] [Result "0-1"] [ECO "B12"] [WhiteElo "2468"] [BlackElo "2739"] [Annotator "Robot 8"] [PlyCount "104"] [EventDate "2014.??.??"] [EventCountry "ARM"] [TimeControl "40/5400+30:1800+30"] 1. e4 c6 2. d4 d5 3. e5 Bf5 4. Nf3 e6 5. Be2 Nd7 6. O-O h6 7. Nbd2 Ne7 8. Nb3 Nc8 9. Be3 Ncb6 10. Na5 Qc7 11. c3 c5 12. Nb3 a6 13. Nxc5 Nxc5 14. dxc5 Bxc5 15. Bxc5 Qxc5 16. Nd4 Bh7 17. Bd3 Bxd3 18. Qxd3 Nc4 19. Qe2 Qb6 20. Rab1 Na5 21. f4 g6 22. Kh1 Nc6 23. Rbd1 h5 24. Qf2 Nxd4 25. Rxd4 Rc8 26. h3 Rc6 27. Rfd1 Qc7 28. R1d2 Rc4 29. Rxc4 Qxc4 30. a3 Qe4 31. Re2 Qc4 32. Rd2 Qe4 33. Re2 Qd3 34. Rd2 Qb1+ 35. Qg1 Qe4 36. Qf2 O-O 37. Rd4 Qb1+ 38. Kh2 Rc8 39. Qd2 {Las blancas deciden quedar pasivas realizando la secuencia Dd2 - f2 - d2 en sus próximas jugadas. Sin embargo permanecer a la espera de acontecimientos no es buena decisión en un momento en el que el negro cuenta con un plan claro para tratar de progresar: el ataque de minorías. El ataque de minorías es uno de los planes más conocidos en ajedrez, principalmente famoso por su uso en las posiciones de la estructura Carlsbard propias del Gambito de Dama, pero también muy recurrente en otras posiciones. Su idea es tan cristalina que con frecuencia lo encontramos en manuales de ajedrez para explicar el concepto y uso de plan en ajedrez. Una minoría de peones avanza contra la mayoría enemiga, buscando crear alguna debilidad o abrir líneas a través de las cuales penetrar en la posición enemiga. Veamos como Bacrot usa este plan en su partida de ayer del Europeo que se celebra en Yerevan.} (39. g4 {podría parecer natural y de hecho es una reacción habitual en este tipo de posiciones, tratando de sacar partido a la ventaja de espacio del ala de rey. Sin embargo este avance dejaría sumamente expuesto al rey blanco tras} hxg4 40. hxg4 Kg7) (39. Rb4 $1 {era la jugada que debería realizar el blanco. La torre no sólo amenaza b7, sino que defiende b2, lo que libera a su dama de esa función, permitiéndole buscar cierta actividad en el futuro. Pero claro, para ello las blancas deberían tener en mente la posibilidad de crear alguna amenaza, en lugar de jugar de manera pasiva.} Rc7 (39... b5 40. Qb6) 40. Qh4) 39... b5 {El objetivo de las negras consiste por tanto en romper en b4. Así que Bacrot avanza su minoría (peones de a y b) contra la mayoría blanca (peones a, b y c)} 40. Qf2 Qc1 41. Qd2 Qb1 42. Qf2 a5 {El negro sigue preparando b4.} 43. Qd2 Kg7 44. Qf2 Qf5 45. Qe3 Qc2 {Una pequeña sutileza con la que el gran maestro francés trata de retirar a la torre blanca de d4, y por lo tanto de la defensa de la casilla b4.} 46. Rd2 (46. Qd2 {tal vez fuera algo mejor y tras} Qxd2 47. Rxd2 b4 48. cxb4 axb4 49. a4 h4 50. b3 Rc3 51. Rb2 Kf8 {parece que las blancas, aunque pasivas, aguantan.}) 46... Qb1 47. Qf2 b4 48. axb4 axb4 49. cxb4 Rc1 {Como decíamos el objetivo del ataque de minorías no es necesariamente crear una debilidad en la estructura de peones del rival, sino que en ocasiones, como podemos apreciar en este ejemplo, se consiguen abrir líneas para que las piezas invadan el territorio enemigo. Una vez ocupada la primera fila con las piezas mayores el rey blanco será asaltado de manera definitiva.} 50. b5 Rf1 51. Qe3 h4 52. g4 Rh1+ 0-1

El Sistema Muro de Piedra (Stonewall) de la Defensa Holandesa y Jennifer Shahade protagonizan CIA 4

17 febrero 2014

El cuarto episodio de la nueva temporada de CIA (Crónicas Irreverentes del Ajedrez) cuenta con una entrevista exclusiva con la encantadora WGM Jennifer Shahade, en la que habla sobre arte y ajedrez, póquer, sus libros y muchas cosas más, haciendo alarde de su creatividad y un gran sentido del humor.

El nuevo vídeo también cuenta con un vídeo explicactivo de aperturas de ajedrez, en este caso dedicado al Sistema Muro de Piedra - Stonewall de la Defensa Holandesa, por el M.F. Luís Fernández Siles.

La explicación de historia del ajedrez corre a cargo una vez más del M.F. Ricardo Montecatine. Las viñetas de Wadalupe, las minicrónicas de Daviz y Rafael desde Perú y el humor y las presentaciones del Profesor Handremor completan este nuevo vídeo.


Magnus Carlsen, el genio de la lámpara y el Gambito Budapest.

30 enero 2014

Cuenta la historia que el joven Magnus Carlsen paseaba por el Parque Belvoir, unas horas antes de la primera jornada del Torneo de Zurich. Estaba a punto de comenzar el torneo más fuerte de la historia, en el que él sería la estrella, y mientras sus pasos lo adentraban en el frondoso paisaje de tan emblemático paraje, su mente divagaba acerca de cuestiones varias (lo acontecido en el último episodio de los Simpson, si prefería a Miley Cirus o a Hannah Montana, o por qué Cristiano Ronaldo no había respondido a su último sms). De pronto sus pies tropezaron con algo metálico y al mirar al suelo pudo ver una lámpara de estilo árabe, una de esas que aparecían en los cuentos que su madre solía contarle para que se durmiera. Esos cuentos que tanto echaba de menos, pero que su madre se había negado a seguir contándole una vez que Magnus cumplió los 20 años. No pudo evitar tomar la lámpara en sus manos y frotarla, como solía hacerse en esos cuentos que añoraba y en donde acaba apareciendo un genio que podía conceder tres deseos.

La lámpara comenzó a temblar en sus manos, incluso sintió cómo cambiaba su temperatura, primero calentándose, después enfriándose tanto que Magnus estuvo a punto de soltarla para que no se congelaran sus dedos, y una vez más templándose en sus manos. Se escucharon truenos, el cielo cambió de color, la brisa parecía susurrar frases misteriosas e incluso a lo lejos le pareció apreciar una caseta mágica en la que estaba escrito su nombre. Bueno, esto último pudo comprobar que no formaba parte del ritual mágico que se estaba produciendo (había cerca un kiosko de helados Magnum, como más tarde pudo comprobar). Pero el cielo cambiando de color, los truenos, la brisa y todo eso sí que se produjo. Y de pronto de la lámpara comenzó a salir humo, tanto que Magnus alejó su cara para no respirarlo, ya que el humo era bastante espeso y olía sospechosamente a campo ("lo que me faltaba era dar positivo en el antidoping" pensó nuestro héroe). Y tras el humo, como no, apareció el genio de la lámpara.

- ¡Dios mío, un genio! - exclamaron ambos al unísono.
- Pensaba que los genios de la lámpara no existían - dijo Magnus.
- ¿Me puedes firmar un autógrafo? - preguntó el genio de la lámpara.

Una vez que se hicieron las presentaciones el genio, con tono dramático, se dirigió a nuestro protagonista y le comentó:

- Te puedo conceder tres deseos.
- Mmmm...déjame pensar - pidió el joven noruego. - No se me ocurre nada ahora mismo...
- Si quieres puedo convertirte en el número uno del ajedrez.
- Llegas tarde, ya lo soy...
- Podría convertirte en el que consiga batir todos los records de ELO.
- Ya los he batido.
- Me lo pones difícil...¿qué tal ser campeón del mundo?
- Te veo poco informado, ya lo soy.
- Vaya hombre...¿quieres conocer a alguien famoso, por ejemplo Bill Gates?
- El otro día lo conocí y le gané una partidilla, jeje...
- Pues no sé...tú dirás...
- Está bien - dijo Magnus cuyos ojos comenzaron a brillar. - Ya sé lo que quiero.
- Tú dirás.
- Dicen que no juego aperturas interesantes y arriesgadas. Quiero jugar hoy una.
- Muy bien, te concedo el deseo. ¿Qué más?
- Como segundo deseo me gustaría realizar hoy un remate táctico de gran belleza...hay quien dice también que mi ajedrez no es brillante...
- Está bien - contestó el genio -. Hoy tendrás un brillantísimo remate táctico. ¿Cuál es tu tercer deseo?
- Pues ya que estamos...te pido que esa brillante partida de apertura arriesgada y novedosa y que debe incluir un bonito remate final sea...¡contra Anand! (es que le he cogido el gustillo a ganarle...)
- Así será. Hoy jugarás un Gambito Budapest con colores cambiados, donde incluirás una novedad teórica en la cuarta jugada y que finalizarás con un bello remate táctico.
- Gracias genio.
- De nada, incluso como estoy de buen humor, te daré la posibilidad de que, en caso de que no veas el remate final inmediatamente, tú rival vuelva a permitirlo y al final acabes haciéndolo... Games
[Event "Zurich CC 2014 - Blitz"] [Site "Zurich"] [Date "2014.01.29"] [Round "4"] [White "Carlsen, Magnus"] [Black "Anand, Viswanathan"] [Result "1-0"] [ECO "A06"] [WhiteElo "2872"] [BlackElo "2773"] [Annotator "entrenadordeajedrez.com"] [PlyCount "41"] [EventDate "2014.??.??"] [EventCountry "SUI"] [TimeControl "240+2"] 1. Nf3 {[%emt 0:00:00]} d5 {[%emt 0:00:00]} 2. b3 {[%emt 0:00:01]} c5 {[%emt 0: 00:01]} 3. e4 {[%emt 0:00:08]} dxe4 {[%emt 0:00:02]} 4. Ng5 {[%emt 0:00:02] De manera que nos hallamos ante un Gambito Budapest con colores cambiados y por tanto con un tiempo de más para las blancas, cuya jugada extra con respecto a las variantes del Budapest es el peón de b3. Esto tiene la ventaja de que las blancas podrán desarrollar rápidamente su alfil por b2, aunque como posible inconveniente podríamos decir que las blancas ya no cuentan con un plan típico de ataque en algunas variantes del Gambito Budapest, avanzando su peón a a4 para jugar Ta3 y pasar la torre al ataque (a5 + Ta6 + Th6 con negras), algo que ya no es posible con el peón en b3.} Nf6 {[%emt 0:00:03]} 5. Nc3 {[%emt 0:00:04]} Nc6 {[%emt 0:00:15]} 6. Bc4 {[%emt 0:00:19]} e6 {[%emt 0: 00:02]} 7. Bb2 {[%emt 0:00:08]} Be7 {[%emt 0:00:02]} 8. O-O {[%emt 0:00:02]} O-O {[%emt 0:00:02]} 9. Ncxe4 {[%emt 0:00:16]} Nxe4 {[%emt 0:00:02]} 10. Nxe4 { [%emt 0:00:01] Las blancas recuperan su peón con una cómoda posición.} e5 { [%emt 0:00:01] Seguramente esto ya es una pequeña imprecisión, ya que permitirá una ruptura en f4 que servirá al blanco para ganar la iniciativa.} 11. f4 {[%emt 0:00:08]} exf4 {[%emt 0:00:10]} 12. Qh5 {[%emt 0:00:12]} Nd4 { [%emt 0:00:21]} (12... Be6 {sería la jugada natural, completando el desarrollo, y además es la mejor opción en este momento.} 13. Bxe6 (13. Rxf4 Bxc4 14. bxc4 Nd4) 13... fxe6 14. Qg4 Nd4 15. c3 Nf5 16. Rxf4) 13. Rxf4 {[%emt 0:00:43]} g6 {[%emt 0:01:52]} 14. Qe5 {[%emt 0:00:06]} b6 {[%emt 0:00:04]} ( 14... Be6 {nuevamente era necesaria.} 15. Nxc5 Bxc4 16. Rxd4 f6 17. Rxd8 fxe5 18. Rxf8+ Rxf8 19. Nd7 {con ventaja blanca, pero todavía con una partida sin decidir.}) 15. Raf1 {[%emt 0:00:29] Las blancas ponen todas las piezas en juego, de manera armoniosa y con una influencia en el flanco de rey que resultará decisiva.} Bf5 {[%emt 0:00:05]} 16. g4 {[%emt 0:00:28]} (16. Rxf5 { también ganaba.} gxf5 17. Rxf5 {con ataque decisivo.}) 16... Be6 {[%emt 0:00: 44]} 17. Bxe6 {[%emt 0:00:02]} fxe6 {[%emt 0:00:02]} 18. Rxf8+ {[%emt 0:00:01]} Bxf8 {[%emt 0:00:01]} 19. Nf6+ {[%emt 0:00:08]} Kh8 {[%emt 0:00:01]} 20. c3 { [%emt 0:00:15]} ({Carlsen deja escapar un bonito remate, aunque en el siguiente movimiento se dará cuenta y lo realizará.} 20. Ne8+ Kg8 21. Qh8+ Kxh8 22. Rxf8#) 20... Nc6 {[%emt 0:00:11]} 21. Ne8+ {[%emt 0:00:03]} 1-0

El G.M. José Carlos Ibarra protagonista del nuevo vídeo de Crónicas Irreverentes del Ajedrez

24 enero 2014

Ya podéis ver el último vídeo de la serie Crónicas Irreverentes del Ajedrez, donde el reciente vencedor del Open Internacional de Roquetas, el G.M. José Carlos Ibarra Jerez, concede una original entrevista al estilo "Máquina de la Verdad" sometiéndose a la prueba del polígrafo.

En este vídeo encontraréis también la segunda parte del estudio introductorio a la Defensa Siciliana Variante Pelikan, una charla sobre historia del ajedrez por el M.F. Ricardo Montecatine, y otros contenidos para el entretenimiento, con el humor del Profesor Handremor, las viñetas de Wadalupe, los retos de Hugo y las Minicrónicas Irreverentes de David y Rafael desde Lima, Perú.


Problemas de estrategia en ajedrez (1)

16 enero 2014

Comenzamos una nueva sección dedicada a posiciones de ajedrez en las que hay que hallar un plan concreto tras evaluar la posición. Serán problemas de estrategia en ajedrez. Estamos muy acostumbrados a encontrar problemas de ajedrez dedicados a la táctica, que por supuesto resultan útiles para mejorar el cálculo de variantes y para ir ampliando nuestro arsenal de recursos tácticos. Sin embargo es mucho más difícil encontrar problemas dedicados a cuestiones estratégicas en ajedrez, por lo que eventualmente os iré ofreciendo en esta nueva sección del blog posiciones en las que tendréis que evaluar correctamente la situación y buscar el plan correcto. Claro que en muchos casos para completar correctamente la tarea necesitaremos encontrar las variantes concretas para cumplir nuestra tarea, lo que supone un trabajo más cercano a la táctica, pero eso sí, guiados por la estrategia. 

Si os resulta más cómodo, podéis ver este mismo problema en un visor en este enlace.

Comenzamos con una posición perteneciente a la partida Giri - So disputada ayer en el Torneo Tata Steel de Holanda. Las negras se encuentran con peón de menos, pero la posición más activa de su dama compensa en cierto modo esa desventaja de material. ¿Cuál debería ser ahora el plan de las negras y cómo llevarlo a cabo? Wesley So nos dio una lección al respecto.

GIRI - SO   2014
JUEGAN NEGRAS - ENCUENTRA EL PLAN

34...g5 

Las negras tienen su dama más activa, pero necesitan también activar sus piezas menores. Esa es la verdadera idea que se esconde tras este avance de peones en el flanco de rey: los peones buscan habilitar casillas para sus piezas mediante la ruptura en g4 (para que el caballo negro pueda acceder a casillas como e4 o g4 e incluso que más tarde el alfil se sitúe en la diagonal c1 h6) o incluso en algunas variantes con la ruptuta en f4. 

[34...Axa3 35.Cxa3 Dxa3 36.Db5 Rf7 37.Dxb6] 

35.b4 g4 



36.fxg4 fxg4 37.Dc3 Dd1 

Lógicamente las negras no están interesadas en un cambio de damas, puesto que la dama negra es mucho más activa en esta posición. 

38.Dd3 Dc1 



39.e4 

Las blancas se deshacen del peón de e3, para que la dama blanca no tenga que permanecer defendiéndolo. Además las negras podrían incrementar el ataque contra dicho peón mediante Ag5. 

39...Cf6 

El caballo ya busca casillas que se han habilitado con la estrategia negra de avanzar los peones. 

40.Cc3 dxe4 41.Cxe4 Cd5 



Y el caballo puede estar feliz de lograr una importante casilla central como d5. 

42.Rf2 Af8 

Y ahora es el alfil el que buscará nuevos horizontes. 

43.h3 Db2+ 44.Ae2 Ag7 



Tras esto el peón de d4 cae sin remedio. 

45.hxg4 Dxd4+ 46.Rf3 Dxd3+ 47.Axd3 Ab2 48.b5 Axa3 49.Cg5 h6 50.Cxe6 Rf7 51.Cd4 Rf6 



El peón de más, pero doblado, de las blancas, no sirve para mucho. El final está igualado. 

52.Cf5 Ac1 53.Re4 Ce7 54.Cd6 Aa3 55.Cc4 Ac5 56.Ae2 Cc8 57.Ce5 Ad6 

1/2-1/2