¿Hablamos?

julio 18, 2009 9 Comments


Hoy me encontraba en la sala de juego del Campeonato de España sub16. En un momento he mirado a mi alrededor y me he encontrado con que una gran parte de los jugadores que se hallaban levantados mientras sus rivales pensaban, charlaban sin que ningún árbitro les llamara la atención.

No es la primera vez que veo algo así. En realidad es algo normal que he podido contemplar en la mayoría de torneos autonómicos y nacionales. Incluso ocurre, aunque con menos frecuencia en mundiales y continentales por edades.

No creo sinceramente que los chavales estén diciéndose jugadas, aunque tampoco creo que eso nunca haya ocurrido. En la mayoría de los casos simplemente charlan de cualquier cosa, recuerdan lo que hicieron el día anterior o comentan lo que harán después de la partida. Sea como sea demuestran no estar concentrados en la partida y cometen una importante irregularidad. Además pueden despertar la susceptibilidad de más de uno.

Organizadores, árbitros, directores de torneo, entrenadores, delegados, padres…todos podemos ayudar a que esto no ocurra. Lo que no debemos es aceptarlo sin más, como algo absolutamente normal.

Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.

9 comentarios:

pues luis yo sinceramete si creo que se comenten jugadas,la verdad que deberia de estar mucho ms controlado y mas en un campeonato de españa,otra cosa que se deberia de mirar es las tablas rapidas,mirando uns partidas del open de malaga,me encuentro con partidas que hacen tablas en 6 mov,es increible ,tiene que haber alguna mnera de parar eso por el bien del ajedrez,un saludo

GMBarranco dijo...

(I)) Claro. La partida se celebra "entre dos adversarios", dicen las Leyes del Ajedrez, y está bien decirlo. Dos adversarios conocidos que son autores únicos de la partida, por lo que ellos sólos sean capaces de producir durante el curso de la partida. Nada de inmiscusiones. ¿Sólo inmiscusiones de terceros? No, también queda proscrito cualquier otro auxilio externo: "Durante la partida está prohibido que los jugadores hagan uso de cualquier tipo de notas, fuentes de información, consejos o análisis en otro tablero." (art. 12.3 de las Leyes del Ajedrez). La cosa llega al extremo de estar prohibida la anotación de una jugada antes de jugarla (art. 8), salvo excepciones. Más abundamiento: "Los espectadores y jugadores de otras partidas no pueden hablar o interferir de cualquier otro modo en una partida." (art. 13.7).
No sólo está prohibida la actitud activa de solicitar ayuda sino también,conforme al principio subyacente del fair play, la actitud pasiva de recibirla "pacíficamente", como quien oye llover. Esto se decía más claramente en un texto anterior.

Casi termino ya con esta parte leguleya. También "está prohibido distraer o molestar al adversario de cualquier manera", (art. 12.6), y "el árbitro ... se asegurará de que se mantengan unas buenas condiciones de juego y de que los jugadores no sean molestados. Supervisará el desarrollo de la competición."

Quedamos en que está mal "decir jugadas" pero el problema no queda en eso. Aparte de lo dicho, también existe el problema de las conversaciones como generadoras de ruido en la sala del torneo o de las conversaciones como un modo ilegítimo de molestar al oponente ("¿le estarán contando jugadas a mi adversario?").

Concluyo con una pregunta.(Tengo este vicio). Ya vemos que no todo consiste en "decir jugadas". ¿También debe considerarse ilegal cualquier ayuda o intervención que sirve a un jugador para aplacar sus nervios o reducir su desmoralización o para reforzar su ánimo o para ayudarle en su concentración, etc.? Bueno. Dejada la pregunta-trampa me despido.

Un ajedrecista

Pedro dijo...

La gente habla de todo... excepto de la partida en juego

Luis dijo...

Veo en vuestros comentarios opiniones muy diferentes. Casualmente mi artículo fue prólogo de una reclamación en el torneo referido (Campeonato de España sub16).
Tras la penúltima ronda, justo al día siguiente de escribir el artículo, el Comité de Competición ha tenido que reunirse, ya que una jugadora reclamó que su rival recibió ayuda en las conversaciones que mantenía mientras ella pensaba.
El tiempo ha tardado poco en darme la razón, ya que esto habría sido evitable.

GMBarranco dijo...

(II) Bueno, Luis, yo no veo en los comentarios "opiniones muy diferentes". Ahora bien, si te empeñas...
¿El tiempo, habitualmente tan perezoso, ha tardado poco en "darnos" la razón? La razón, ay, eso tan fácilmente abundante en "nosotros".
En el caso que aduces, Luis, le encuentro alguna pequeña pega (que nunca, nunca, puede afectar a los argumentos de fondo): la reclamación de esa jugadora fue desestimada tanto por el árbitro principal como, más tarde, unánimemente, por los miembros del Comité de Apelación. Y no por falta de pruebas ya que todos los hechos y todas las declaraciones abonaban lo contrario de lo sostenido por la reclamante.
Ya sabes que los órganos de apelación se reúnen por reclamaciones muy justificadas y también por reclamaciones poco o nada justificadas; y, a veces, no digo que lo sea en el presente caso, ni mucho menos, por reclamaciones absolutamente temerarias y maliciosas. Lo mismo le ocurre a toda la infinita variedad de órganos que intentan hacer justicia en todos los ámbitos, grandes y pequeños.
Así que me resulta difícil entender tu frase: "El tiempo ha tardado poco en darme la razón, ya que esto habría sido evitable." ¿Que cosa habría sido evitable: una falta inexistente, o una reclamación infundada, o la ocasión para el pecado, o...?
Observa que no digo, ni por un momento, que los jugadores puedan recibir ayuda ajena. Pero no te sigo EN TODA tu argumentación. Hay infinidad de cuestiones rigurosamente establecidas en el ajedrez -por ejemplo, la regla "pieza tocada" - y eso no hace inevitables las reclamaciones. Ni mucho menos. Etcétera. (Seguirá, esto está empezando...).


P.D.- ¿Donde se ha visto que el amo del foro intervenga directamente...?

Jero dijo...

Al Sr. Barranco,

Es sólo en relación a su frase:
"¿Donde se ha visto que el amo del foro intervenga directamente...?"

Si se refiere a la posibilidad de autorizarlos para que se publiquen, supongo que lo hace para evitar algún tipo de comentario ofensivo. Yo personalmente los habilitaría y, llegado el caso de que fuese necesario, eliminaría alguno que realmente estuviera fuera de lugar.

Si se refiere a la respuesta de Luis, se trata de una respuesta a un comentario en su blog (que no foro), cosa totalmente normal, ya que es una de las formas de interactuar entre el propietario del blog y sus lectores. No obstante supongo que se refiere al tema de la moderación de comentarios.

Si se refiere a otra cosa, entonces es que no he entendido la coletilla, cosa que no descarto en absoluto, pero me ha sorprendido pq parece que se sale del tono general de sus comentarios y no he terminado de pillarla...(vamos que me ha descolocado un poco)

Un saludo

Luis dijo...

Gracias por defenderme Jero, GMBarranco es un amigo al que le gusta pinchar un poco de vez en cuando :)
Además era el director del torneo del que hablamos.
Ups...se me ha escapado...mira que no pensaba decirlo...

GMBarranco dijo...

A Jero, con respeto.
En efecto, tienes razón, mi coletilla se sale del tono general Y es que se trata sólo de una broma entre dos amigos, que sólo se entiende entre ellos y que tiene una larga y pesada explicación para terceros.
Entrando un poco en tu respuesta ya le dije a Luis, en alguna ocasión, que va bien todo lo que da vida a un foro. La libertad de expresión y la vitalidad van ligados. Incluso, a veces, los comentarios ofensivos pueden ser valiosos cuando su publicación aporta significativamente luz al debate. Pondré un ejemplo que, por cierto, he sufrido personalmente. Imaginemos alguien que tercia en una discusión y que se expresa, en un momento dado, en términos perversos o difamatorios. No estoy, salvo excepciones, por las censuras previas porque amputaría algo valioso para los lectores del foro: una idea más completa sobre el verdadero valor y la solidez de lo que dice el "agresor". No estoy ni por las correcciones sintácticas ni ortográficas.

Jero dijo...

Ah! Claro, si es que os ponéis a hacer bromas privadas y uno se despista :)(bribones...)

Saludos