Sacrificios de dama sublimes

marzo 12, 2015 , 2 Comments

Los sacrificios de damas suelen ser los más espectaculares que se pueden producir en una partida de ajedrez. Pocos jugadores están dispuestos a correr el riesgo que supone ceder la más valiosa de sus piezas.

En general, se puede hablar de diferentes tipos de sacrificios en ajedrez. Los más conocidos son los sacrificios de ataque, pero también merece nuestra atención los sacrificios posicionales. Petrosian era conocido por sus temibles sacrificios posicionales de calidad y Kasparov, especialmente en su primera etapa, por sus sacrificios posicionales de peón. 

No vamos a hablar en este post de los sacrificios posicionales, sino de los sacrificios en ataque, en concreto los sacrificios de dama. Dentro de estos sacrificios deberíamos de distinguir entre los sacrificios que nos conducen directamente al mate o a la recuperación de material, y los que nos dejan con buenas posibilidades de ataque, pero en posiciones en las que resulta imposible (para la mayoría de los humanos) calcular con exactitud hasta comprobar que damos mate o recuperamos el material. En esos casos la intuición (puede que tal vez la experiencia) juega un papel fundamental. 

Para el primero de los casos mostramos el desenlace de la partida Babula - Najer del Campeonato de Europa de Ajedrez, recientemente concluido y en donde éste último se proclamó campeón. Juegan negras.


BABULA - NAJER 2015


Tras 37...Dxg2+ !! las blancas abandonaron, puesto que capturar la dama lleva al mate tras 38.Axg2 fxg2+ 39.Rg1 Tf1+ 40.Txf1 gxf1=D Mate. Incluso las negras pueden jugar 40...gxf1=T, ya que con una torre la posición final también es mate.

Sin duda contemplar (o realizar) este tipo de jugadas es hermoso. Pero las negras no han corrido ningún riesgo. Simplemente con un cálculo correcto, y no demasiado complicado (especialmente para un gran maestro), las negras han encontrado el camino al mate, que implicaba entregar la dama.

Pero el sacrificio de dama realmente sublime, difícil de encontrar en ejemplos prácticos, sería aquel en el que no hay un camino directo al mate o a la recuperación de material. Personalmente el sacrificio de dama que más me ha impresionado es el perteneciente a la partida AverBakh - Kotov del famoso Torneo de Candidatos de Zurich 1953, que sirvió para que se escribiera una de las mejores obras destinadas al ajedrez, el libro "Aledrez de Torneo" de Bronstein.

La posición es la siguiente.

AVERBAKH - KOTOV 1953


Las negras sacrificaron la dama en h3. ¿Quién se atrevería a hacer esto? Difícil decisión. Os dejo la partida en un visor, para que veáis el desenlace y disfrutéis.

Si conocéis ejemplos de sacrificios de dama de este estilo, dejad un comentario mencionando la partida.




Games
[Event "Candidates Tournament"] [Site "Zuerich"] [Date "1953.09.23"] [Round "14"] [White "Averbakh, Yuri L"] [Black "Kotov, Alexander"] [Result "0-1"] [ECO "A55"] [PlyCount "102"] [EventDate "1953.08.30"] [EventType "tourn"] [EventRounds "30"] [EventCountry "SUI"] [Source "ChessBase"] [SourceDate "1999.07.01"] 1. d4 Nf6 2. c4 d6 3. Nf3 Nbd7 4. Nc3 e5 5. e4 Be7 6. Be2 O-O 7. O-O c6 8. Qc2 Re8 9. Rd1 Bf8 10. Rb1 a5 11. d5 Nc5 12. Be3 Qc7 13. h3 Bd7 14. Rbc1 g6 15. Nd2 Rab8 16. Nb3 Nxb3 17. Qxb3 c5 18. Kh2 Kh8 19. Qc2 Ng8 20. Bg4 Nh6 21. Bxd7 Qxd7 22. Qd2 Ng8 23. g4 f5 24. f3 Be7 25. Rg1 Rf8 26. Rcf1 Rf7 27. gxf5 gxf5 28. Rg2 f4 29. Bf2 Rf6 30. Ne2 Qxh3+ 31. Kxh3 Rh6+ 32. Kg4 Nf6+ 33. Kf5 Nd7 34. Rg5 Rf8+ 35. Kg4 Nf6+ 36. Kf5 Ng8+ 37. Kg4 Nf6+ 38. Kf5 Nxd5+ 39. Kg4 Nf6+ 40. Kf5 Ng8+ 41. Kg4 Nf6+ 42. Kf5 Ng8+ 43. Kg4 Bxg5 44. Kxg5 Rf7 45. Bh4 Rg6+ 46. Kh5 Rfg7 47. Bg5 Rxg5+ 48. Kh4 Nf6 49. Ng3 Rxg3 50. Qxd6 R3g6 51. Qb8+ Rg8 0-1

Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.

2 comentarios:

Nacho Ros dijo...

Preciosa partida. Si me dejas añadir dos sacrificios de dama, me sorprendió de niño la inmortal de Fischer (Byrne - Fischer 1956) y la contundente de Tahl contra Suetin (1969)

Paco dijo...

Hay un sacrificio de dama en g7 que hizo Ivanchuk contra Shirov en Wijk Aan Zee en 1997 que me deja sin palabras cada vez que lo veo.