Un final de torres

junio 18, 2010 0 Comments

Los finales de torres no suelen ser nada sencillos, pero conviene estudiarlos con interés, pues aparecen en la práctica con bastante frecuencia. Hace varios meses que jugué la partida que contiene el final que muestro en esta entrada. Por fin me decido a publicarlo.


Suárez Uriel - Fernández Siles (La Roda 2010)

Juegan las negras y ganan

Las negras cuentan con la enorme ventaja de que el rey blanco no puede activarse y avanzar para apoyar a su propio peón. Yo era negras y desgraciadamente no descubrí la idea ganadora. Bueno, en realidad sí que la analicé, pero no llegué a la conclusión de que ganaba.

59...Rf3?

La jugada adecuada era 59...Tf4 con la sencilla idea de impedir futuros jaques a la torre negra, y poder apoyar el peón con el rey desde f2.

Digamos que el final consta de tres fases:

1.- Acercar el rey a f2, para apoyar el avance del peón, para lo cual hay que evitar jaques a través de la columna f.

2.- Avanzar el peón pasado.

3.- Sacrificar la torre propia por el peón enemigo para conseguir coronar. Esto desemboca en un final de dama contra torre, nada sencillo por cierto, pero ganado.

La partida debería seguir entonces con 60.a4 Rf2 61.a5 g3 62.a6 g2 63.a7 Tf8


Diagrama de análisis

Las dos primeras fases se han realizado con éxito.

64.Rc4 Ta8 65.Tf5+ Re3 66.Tg5 Rf3 67.Tg7


Diagrama de análisis

Y ahora se aplica la tercera fase.

67...Txa7 68.Txa7 g1D desembocando en el final de dama contra torre que mencionábamos.


60.a4 g3 61.a5 g2 62.a6 Te6 63.a7 Ta6 64.Tf5+ Rg4 65.Tf7


Ahora son tablas.

½–½

Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.