La teoría de Hodgson

abril 24, 2009 , 0 Comments


Recuerdo haber leído hace tiempo en un libro sobre ajedrez de ataque del G.M. Julian Hodgson una curiosa teoría para saber si un ataque puede funcionar o no en determinada posición. El maestro inglés recomendaba, si no recuerdo mal, dar un punto a cada pieza nuestra que participará directamente en el ataque y medio a cada pieza que, aunque de momento no está atacando, podría llegar a participar en el asalto al rey enemigo. Tras esto habría que dar un punto a cada pieza rival que defiende y medio a cada pieza rival que podría llegar a defender. Si la suma de los puntos de las piezas atacantes es mayor que los puntos de las piezas defensoras esto debería significar que el ataque debe funcionar.

El G.M. aportaba algunos ejemplos en los que su teoría funcionaba, aunque seguramente no quiso encontrar algunos miles en los que se podría demostrar lo contrario. El ajedrez no es tan sencillo. No es que yo quiera echar tierra sobre un libro escrito por un jugador muy superior a mí. Precisamente me quiero centrar en la parte de razón que podemos encontrar en esa teoría.

Por supuesto que una de las cuestiones más importantes para determinar las posibilidades de llevar a cabo con éxito un ataque será la cantidad de fuerzas disponibles para el mismo y, como no, tener en cuenta las posibilidades de las piezas del rival para defender a su rey.

Todo esto ha venido a mi cabeza al ver la partida Svetushkin (2615) – Inkiov (2471). Cualquiera diría que Inkiov es amigo de Hodgson.


Svetushkin,Dmitry (2615) - Inkiov,Ventzislav (2471)

XV Festival Scacchistico Cutro (6), 23.04.2009

Podemos ver en la posición del diagrama como las piezas negras llegan con mucha facilidad al rey enemigo. El alfil y el caballo ya están cerca y la dama y una de las torres podrán llegar con facilidad. Sin embargo las piezas blancas no parecen estar listas para ocuparse de tareas defensivas.


18... Af3!
Brillante continuación que invita al rival a debilitar la estructura de su enroque. Por supuesto no era bueno permitir el cambio de alfiles, que dejaría a las negras con menos efectivos para el ataque. Es bueno recordar un regla: normalmente, las simplificaciones benefician al bando que se defiende (hablamos de posiciones de ataque, por supuesto).
19.h3


Si 19.gxf3 Dh4 20.fxg4 Dxg4+ 21.Rh1 Df3+ 22.Rg1 Tf6 y no se puede parar el mate


19...Dg5 20.Tfe1 Tf6 21.g3 Th6 22.Ae2 Axe2 23.Dxe2 Txh3 y las negras acabaron ganando


Podéis descargar las partidas de este torneo en la web oficial: http://www.altirchess.com/cutro/IndexGBR.htm

Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.

0 comentarios: