Aprender ajedrez con Kramnik

septiembre 04, 2013 , , 0 Comments


Kramnik se ha impuesto en la Copa del Mundo de la FIDE, celebrada el pasado mes en la ciudad noruega de Tromso. Ya está acostumbrado a ofrecernos excelentes producciones como veíamos hace algún tiempo en este artículo. En la final venció al G.M. Andreikin, gracias a la partida que ofrecemos a continuación, que resultó de gran interés estratégico. En ella aparecen temas de gran importancia, como las posiciones de centro de peones contra mayoría en el flanco de dama (propias de algunas aperturas como la Defensa Grunfeld o algunas variantes de la Semi-Tarrash) o las posiciones con balance de material heterogéneo (dama contra torre y pieza, o dama contra dos torrres). Precisamente muy pronto verá la luz el último número de la Revista de Ajedrez Digital El Rincón del Ajedrecista, en donde escribo un artículo dedicado a las diferentes correlaciones de material contra las que puede luchar una dama. Pero veamos ahora la partida de Kramnik, deteniéndonos en los momentos más importantes.

También podéis ver la partida con sus comentarios en este visor.

Kramnik,V (2784) - Andreikin,D (2716) [D58]
FIDE World Cup 2013 Tromso NOR (7.1), 30.08.2013

1.d4 e6 2.c4 Cf6 3.Cf3 d5 4.Ag5 Ae7 5.Cc3 h6 6.Ah4 0–0 7.e3 b6 8.Ad3 



8...dxc4 

8...Ab7 9.0–0 Cbd7 nos lleva a líneas bastante usadas de la Variante Tartakower del Gambito de Dama. El problema que puede acarrear la jugada de la partida es que Kramnik podrá hacerse con un fuerte centro de peones en algún momento.

9.Axc4 Ab7 10.0–0 Cbd7 11.De2 a6 12.Tfd1 Cd5 13.Ag3 Cxc3 14.bxc3 Ad6 



15.e4 

Y por fin Kramnik aprovecha que las negras ya no tienen un peón en d5 para ocupar el centro con sus peones. Hay que decir que en este tipo de posiciones, el bando que consigue ocupar el centro con sus peones obtendrá a cambio cierta facilidad para hacerse con la iniciativa y, en muchos casos, la posibilidad de realizar un ataque en el flanco de rey contra el enroque enemigo. Es probable que antes de efectuar este tipo de ataques las blancas lleven su alfil a la diagonal b1–h7 y empujen su peón central hasta e5, abriendo la diagonal para el ataque e impidiendo que la casilla f6 sea ocupada por una pieza defensora (normalmente un caballo).Pero también podríamos preguntarnos ¿qué puede hacer el negro en estas posiciones? ¿esperar tristemente a que las blancas desplieguen su iniciativa? Evidentemente las negras deberán crear algún tipo de contrajuego, habitualmente en el ala de dama. Si las negras consiguen romper en c5 y cambiar en d4, quedarán con una mayoría de peones en el flanco de dama que podría acabar transformándose en un peón pasado. Ese peón pasado podría aprovecharse en un final. Consecuentemente las negras no deberían rechazar los cambios. Su plan debería ser crear la mayoría en el flanco de dama y provocar simplificaciones. Claro que cuando las negras jueguen c5 y cambien en d4 las blancas tendrán otro plan a su disposición: crear un peón central pasado con la ruptura d5, algo que acabará produciéndose en esta partida.

15...Axg3 16.hxg3 b5 17.Ad3 Cb6 18.De3 Ca4 19.Ac2 Cb2 20.Tdb1 Cc4 21.Dc1 



c5 

Tras algunos rodeos las negras realizan la ruptura temática.

22.a4 cxd4 23.cxd4 Tc8 24.axb5 axb5 25.De1 Ac6 



En el escenario que se ha producido las negras han conseguido crear un peón pasado en el flanco de dama, aunque ese peón no podrá avanzar con facilidad y las blancas parecen bien plantadas para luchar contra él.

26.Tb4 Ta8 27.Td1 Ta3 



28.d5 

Ya hablábamos anteriormente de esta posibilidad por parte de las blancas. Si las negras han creado un peón pasado en el flanco de dama, las blancas no dudan en hacer lo mismo en el centro. Claro que como veremos Kramnik tiene preparada, además, alguna sorpresa.

28...exd5 29.exd5 Te8 

29...Ad7 30.De4 y las blancas se activa y obligan a las negras a debilitar su enroque.



30.dxc6! 

Las blancas cambian su dama por torre y pieza, consiguiendo llevar un peligroso peón pasado hasta c6.

30...Txe1+ 31.Cxe1 Dc7 32.Txb5 g6 

Por supuesto no puede capturarse el peón de c6 32...Dxc6 33.Td8+

33.Tc5 



Y ahora podemos contemplar un escenario bastante agradable para las blancas que han conseguido defender y apoyar su peón de c6 con la torre en c5, lo que obligará a la dama negra a mantenerse frente al peón enemigo para que éste no avance.

33...Ce5 34.Ae4 Cg4 35.Cd3 

Y Kramnik va activando todas sus piezas.

35...Rg7 36.Af3 Cf6 37.Cb4 h5 38.Tdc1 Ta7 39.Cd5 Cxd5 40.Axd5 



La defensa negra se antoja complicada. Las blancas podrían tratar de doblar en la columna b y llevar una torre a b7 para continuar el avance de su peón pasado.

40...Dd8 

Claro que esto parece facilitar la tarea.

41.c7 Txc7 42.Txc7 Dxd5 



Y de nuevo se produce una interesante correlación de material: dos torres contra dama. En este tipo de posiciones en las que ambos bandos tienen igualdad de peones en un flanco y no existen peones en el flanco contrario, las dos torres deberían imponerse sin problemas, siempre que su rey se halle bien protegido. Precisamente aporto varios ejemplos de ello en mi último artículo de la Revista El Rincón del Ajedrecista.

43.Te1 Rh6 44.Tee7 f6 45.Ted7 Da5 46.f4 g5 47.Rh2 Rg6 48.fxg5 Rxg5 49.Th7 f5 50.Tcg7+ Rf6 51.Ta7 Db4 52.Ta6+ Re5 53.Txh5 



Los peones negros van cayendo irremediablemente.

53...Db1 54.Ta5+ Rf6 55.Taxf5+ 

Y la lucha ya está decidida.

55...Rg6 56.Tfg5+ Rf6 57.Tb5 Dc2 58.Th6+ Rg7 59.Tbb6 Dc5 60.Tbg6+ Rf8 61.Th7 Df5 62.Tgg7 De6 63.Te7

1–0


Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.