Torre contra caballo (1)

junio 01, 2011 , 4 Comments



A veces es sorprendente ver el desconocimiento general que existe sobre algunos finales bastante básicos, como el de torre contra caballo que hoy vamos a comentar, o como el de torre y alfil contra torre, del que seguramente nos ocuparemos en el futuro.

Realmente la fase final de la partida suele ser el punto flaco de muchos jugadores que han ido subiendo su nivel a base de estudiar aperturas, practicar y que cuentan con cierto talento para la táctica o para el cálculo de variantes. Para jugar bien los finales, sin duda, hay que estudiar. Y muchos piensan que estudiar ajedrez debe ser fundamentalmente dedicar el tiempo a las aperturas...¡error enorme!

En un futuro artículo hablaremos de las posiciones de tablas con el rey defensor en el lateral del tablero, pero ahora vamos a comentar una idea sencilla que conviene ser recordada a la hora de defender este final: el caballo debe de mantenerse lo más cerca del propio rey que sea posible. Si separamos excesivamente el caballo del rey, correremos el peligro de que la torre enemiga lo vaya acorralando, hasta que finalmente sea capturado.

En la tercera ronda del recientemente finalizado Campeonato de Andalucía me enfrenté al fuerte jugador granadino Luís Cabrera, yo con blancas, y tras una lucha intensa llegamos al final que muestra el siguiente diagrama:

Luís Fernández Siles - Luís Cabrera 2011

Teniendo en cuenta que torre contra caballo debe ser tablas y observando que las negras, además del caballo, cuentan con un peón, podemos concluir que la partida debe acabar en tablas. Sin embargo la posición del rey negro, cerca de la esquina y con el rey y torre blancos acorralándolo, me daba ciertas esperanzas para seguir buscando la victoria. Veamos como continuó la partida.

74.Tg3+ Rh2 75.Ta3 Rg2 76.Ta5

Ahora las blancas van a ganar el peón negro. En cualquier caso el final seguirá siendo de tablas, siempre que las negras jueguen con cuidado y no alejen excesivamente el caballo de su rey.

76...Cf6 77.Tg5+ Rf2 78.Tf5


78...Cd7

Aunque esta jugada no pierde, ya demuestra que el negro no tiene las ideas muy claras y que está dispuesto a alejar el caballo de su rey, puesto que en otro caso hubiera jugado la natural 78...Cg4 y tras 79.Txh5 Ce3.

79.Txh5 Re2

Ahora sí que las negras quedan perdidas. Era necesario 79...Cb6 80.Tc5 Re2 81.Re4 Rd2 y el caballo pronto llegará junto a su monarca.

80.Tf5

Sin embargo para castigar el descuido negro era necesario 80.Td5 Cb6 81.Td4

diagrama de análisis

y ahora la torre blanca controla perfectamente tanto al caballo negro como al rey enemigo y si 82...Ca8 82.Re5 y el caballo acabará siendo capturado.

80...Cb6 81.Re4 Cd7

Las negras vuelven a jugar temerariamente con su caballo. Con 81...Cc4 todavía se podía haber asegurado el empate, acercando el caballo a su rey.

82.Rd4 Cb6 83.Tf7

La torre va quitando casillas de escape al corcel negro.

83...Rd2


84.Tb7 Cc8

84...Ca4 85.Tb4 Cc3 86.Tb2+ Rc1 87.Rxc3

85.Rd5 1-0

Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.

4 comentarios:

Creo que hay circunstancias deportivas que hacen que, por mas que lo hayas estudiado y lo sepas, lo pierdas... A mi me ha tocado jugarlo, en situacion de tener 30 seg en el reloj, con incremento, y que te lo sigan durante 1 hora hasta el limite, y pifiar por cansancio. He visto tambien que grandes maestros lo han perdido, por ejemplo, Bacrot contra Kamsky, si la memoria no me falla. Y no creo que sea por no saberlo. El estres que causa el apuro de tiempo perpetuo es fatal.

Saludos,
Roberto Alvarez

Pedro dijo...

78...Cd7 y 78...Ce8 es lo mas resitente, pero el blanco da mate en 26 jugadas.

Hola Luis, estoy buscando información sobre el final Torre y Caballo contra Torre, me gustaría saber si se puede ganar y en que circunstancias. saludos

Pablo, el final debe ser tablas, a pesar de que Kasparov se lo ganó a Judith Polgar. Dvoretsky estudia dicho final en su "Dvoretsky's Endgame Manual" precisamente a partir de dicha partida, comentando el momento en que Polgar se equivoca en la defensa. Nunn tiene un libro titulado "Secrets of Pawnless Endings" donde estudia finales sin peones y supongo que también estudia el que comentas.