Mejor rey en el final

octubre 09, 2012 , , 0 Comments

Como ya comenté en el artículo anterior, comenzamos una nueva etapa en la que os invitamos a participar con sugerencias e ideas en nuestra página de Facebook. Precisamente siguiendo una de las sugerencias recibidas en Facebook a partir de ahora podéis descargar estos artículos en pdf y en base de datos de ChessBase. Para ello sólo tenéis que entrar en mi web personal y acceder a la sección de descargas (menú superior - pestaña "Descargas"). De hecho, el seguidor de Facebook que realizó esa sugerencia, recibirá un libro de ajedrez de regalo, solamente por su participación y por su idea. ¡Animaos todos a participar!

La lección de ajedrez de hoy la dedicamos al tema de la actividad del rey en el final.

De la misma manera que aprendemos que durante la apertura debemos buscar una posición segura para nuestro rey (normalmente realizando el enroque) y que así no estará expuesto durante el medio juego, debemos tener claro que al llegar la fase final de la partida, el rey se convierte en una pieza activa. Con pocas piezas en el tablero, los reyes no corren tanto peligro y se transforman en piezas sumamente útiles. 

La actividad de uno de los reyes, frente a la pasividad del rey opositor, puede marcar la diferencia en muchos finales, tal y como ocurrió en la partida Carlsen - Caruana, que ofrecemos a continuación.

Los que queráis ampliar la información sobre este tema podéis echar un vistazo a un artículo anterior en el que mostraba una partida de uno de mis alumnos aprovechando este tema.



Carlsen,M (2843) - Caruana,F (2773)
Grand Slam Chess Masters Final (6), 08.10.2012

1.e4 e6 2.d3 d5 3.Cd2 Cf6 4.Cgf3 Cc6 5.c3 Ad6 6.Ae2 0-0 7.0-0 a5 8.Te1 e5 9.exd5 Cxd5 10.Cc4 Te8 11.Af1 Ag4 12.h3 Ah5 13.g3 Cb6 14.Cxb6 cxb6 15.Ag2 b5 16.a4 b4 17.Ae3 Ac7 18.Db3 h6 19.Dc4 bxc3 20.bxc3 e4 21.dxe4 Axf3 22.Axf3 Ce5 23.De2 Cxf3+ 24.Dxf3 Dd3 25.Rg2 Dxe4 26.Ad4 



Carlsen trata de forzar un final en el que la mayor actividad de sus piezas, y su mejor rey en el final marque la diferencia. 

26...Dxf3+ 

26...Dc6 era la alternativa, aunque también en ese caso las blancas disfrutarían de un final superior. 26...Dxe1 no sirve ya que tras 27.Txe1 Txe1 28.Dxb7 las blancas ganan material.

27.Rxf3 

Es importante destacar que el hecho de que las blancas cuenten con peones aislados en el flanco de dama no significará un problema, ya que las negras no tienen facilidad para crear amenazas sobre ellos. Recordemos aquella famosa frase que mencionábamos en un artículo anterior: "una debilidad es una debilidad cuando puede ser atacada." En realidad esa "peor estructura" beneficia a las blancas que mantienen protegido su alfil de d4 (una magnífica pieza que actúa desde esa casilla en ambos flancos) y que disponen de la columna b para presionar a través de ella con alguna de sus torres. 

27...b6 28.Tab1 Tac8 29.Te4 g6 



30.g4! 

Fijando la debilidad, al dejar retrasado el peón de h6, que ahora no podrá avanzar hasta h5, ya que en ese caso las blancas cambiarían y el peón aislado resultante en h5 acabaría siendo capturado por las blancas. Esto significa que Caruana deberá mantener cerca del peón de h6 a su rey, para poder protegerlo, lo que acentuará la ventaja de las blancas de mejor rey en el final. 

30...Rf8 31.h4 Txe4 32.Rxe4 



Y de nuevo podemos comparar la situación de las piezas negras y las blancas para darnos cuenta de la ventaja de las blancas. Para colmo, las negras deberán estar atentas a las amenazas sobre b6 y h6. 

32...Te8+ 33.Rd3 Te6 34.Ae3 



34...Rg7 

34...h5 35.gxh5 gxh5 36.Tb5 y el peón de h5 se pierde.

35.Tb5 Ad8 



36.h5 

Carlsen va aumentando su ventaja de espacio en el flanco de rey. 

36...Td6+ 37.Rc4 Tc6+ 38.Rd5 Te6 39.Ad4+ Rf8 

Una vez más la situación de los reyes marca la diferencia. 

40.f4 Ac7 41.f5 Td6+ 42.Re4 Tc6 43.Tb1 

La torre blanca se dirige hacia h1 para crear amenazas contra el peón de h6. 

43...Re8 44.hxg6 fxg6 45.Th1 Rf7 46.Rd5 Td6+ 47.Rc4 gxf5 48.gxf5 Ad8 



49.f6! 

La jugada decisiva. Ahora las negras deben decidirse entre perder el peón de h6 o capturar en f6 permitiendo que las blancas fuercen el cambio de torres. 

49...Axf6 

No servía 49...Rg6 50.Tg1+ Rf7 51.Tg7+ Re6 52.Th7 y si las negras capturan ahora con 52...Axf6 53.Txh6 Re7 54.Axf6+ Txf6 55.Txf6 Rxf6 56.Rb5 ganando de nuevo el final gracias a su mejor rey.

50.Txh6 Ae7 51.Txd6 Axd6 52.Rb5 

Las blancas capturarán ahora los dos peones negros, derivando a un final ganado. 

52...Re6 53.Axb6 Rd7 54.c4 Rc8 55.Axa5 Rb7 



La única esperanza de las negras consiste en sacrificar su alfil por el peón c de las blancas, llegando a un final de rey, alfil y peón de torre contra rey. Ese final es de tablas teóricas, pese a la ventaja de material, siempre que la casilla de coronación del peón sea de color diferente a las casillas por las que se mueve el alfil y, por supuesto, siempre que el rey del bando defensor consiga llegar a dicha casilla antes que el peón enemigo. 

56.Ab4 

56.c5?? sería un grave error por lo explicado en el comentario anterior. Veámoslo: 56...Axc5 57.Rxc5 Ra6 58.Ad8 Rb7 59.Rb5 Ra8 Ahora el rey negro se mantendrá en la esquina del tablero y las blancas no pueden expulsarlo. 60.a5 Rb8 61.a6 Ra8 62.Rb6 Rb8 63.a7+ Ra8 Si el rey blanco se aleja de su peón, las negras lo capturan, llegando a un final de tablas de rey y alfil contra rey. 64.Ra6 Ahogado.

56...Af4 57.c5 Ra7 58.c6 Rb8 59.a5 Ra7 60.a6 Ra8 61.Ac5 Ab8 

Ahora las blancas progresarán con su rey hasta d7, desde donde tratarán de cambiar alfiles para poder avanzar su peón c sin que el alfil negro pueda sacrificarse por él.

 62.Rc4 Ac7 63.Rd5 Ad8 64.Re6 Ac7 65.Rd7 Aa5 66.Ae7 

Las negras abandonaron, puesto que no se puede evitar el cambio de alfiles con 67.Ad8. 1-0


Podéis ver la partida completa en el visor y también podéis descargar el artículo completo en pdf y la base de datos para ChessBase en la sección de descargas de la web http://entrenadordeajedrez.com 



Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.

0 comentarios: