Pareja de caballos contra pareja de alfiles

mayo 31, 2013 , 0 Comments

El gran maestro cubano Leinier Domínguez está inspiradísimo en el Grand Prix de Tesalónica. En la partida que os comento a continuación se impone contundentemente al gran maestro Morozevich, imponiendo su pareja de caballos frente a la pareja de alfiles del ruso. Normalmente la pareja de alfiles suele ser superior pero, como veremos, la estructura rígida a la que se llega y las debilidades de la posición negra permitirán al gran maestro cubano imponerse con sus dos caballos.

Podéis ver la partida y sus comentarios en este visor de ajedrez.

Dominguez Perez,Leinier (2723) - Morozevich,Alexander (2760) [C77]
FIDE GP Thessaloniki 2013 Thessaloniki (8), 30.05.2013

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 Ae7 6.d3 

Los sistemas con d3 han ganado popularidad en la Apertura Española en los últimos tiempos. Observemos que las blancas podrían haber jugado d3 en su anterior movimiento, pero han esperado a que las negras desarrollen su alfil por e7. Esto es debido a que en caso contrario las negras podrían optar por un esquema más cómodo desarrollando el alfil por fianchetto. Al fin y al cabo en muchas variantes de la Apertura Española las negras acaban maniobrando con su alfil de e7 a g7.

6...d6 7.c3 0–0 8.Cbd2 Te8 



9.d4 

Puede parecer una pérdida de tiempo jugar d3 y seguidamente d4, pero al haber situado la torre en e8 y por tanto quedar clavado el caballo de c6, este avance central tiene mucho sentido ya que el peón plantea la amenaza de seguir avanzando, tal y como ocurrirá en la partida.

9...exd4 

9...b5 parece más natural y fue la elección de Aleksandrov en la única partida en la que se ha llegado a esta posición.

10.cxd4 Af8 

Todavía 10...b5 parece una buena opción.

11.d5 b5 12.dxc6 bxa4 13.Dxa4 

Las blancas ganan un peón a cambio de ceder la pareja de alfiles.



13...d5 

Y las negras quieren abrir la posición para sacarle partido a sus alfiles.

14.e5 Cg4 15.Dd4 Tb8 16.a3 Tb6 17.h3 Ch6 18.Dc3 f6 



19.e6 

Una extraña decisión, devolviendo el peón de más. Las blancas esperan ganar algunos tiempos para completar el desarrollo de su flanco de dama. Más normal parecía 19.Td1 fxe5 20.Cxe5 d4 21.Dc4+ Ae6 22.Da4; 19.b4 también merecía atención, tratando de solucionar cuanto antes los problemas de desarrollo en el ala de dama.

19...Txe6 

19...Axe6 parece bastante razonable.

20.Cd4 Te8 21.C2b3 

Las blancas van ganando buenas casillas para sus caballos en el flanco de dama, sector del tablero donde están las casillas más débiles de las negras (especialmente a5 y c5).

21...Cf7 22.Af4 Ce5 23.Tfe1 Ae6 

Un sacrificio de peón poco claro. Las blancas volverán a quedar con peón de más y aunque las negras quedarán con pareja de alfiles contra pareja de caballos, éstos últimos serán bastante buenos debido a que existen casillas débiles en la posición negra que los caballos podrán explotar. La estructura de peones algo rígida en la que nos encontramos incrementa la valía de los corceles blancos. La jugada más lógica parece 23...Ad6 aunque tras 24.Ca5 las blancas gozan de cierta ventaja.

24.Axe5 fxe5 25.Txe5 Af7 26.Txe8 Dxe8 27.Te1 Dd8 



28.Cc5 

Y ahora vemos como los caballos se hacen fuertes ocupando las casillas debilitadas de la posición negra. Las negras no parecen  tener nada mejor que cambiar en c5 y quedar con alfil contra caballo. En un escenario como el descrito anteriormente (estructura rígida y casillas negras débiles) el caballo marcará la diferencia.

28...Axc5 29.Dxc5 Txb2 

Y aunque de nuevo se ha impuesto la igualdad de material, la posición blanca es mucho mejor debido a la excelente ubicación y actividad de las piezas blancas.

30.De7 Db8 



31.De5 

Excelente centralización de la dama, controlando la columna e y poniendo un ojo en g7.

31...Db6 32.Te3 g6 33.Ce6 Tb1+ 34.Rh2 Db2 



35.Tc3 Dxc3 

Tampoco sirve 35...Axe6 36.Dxe6+ Rg7 37.De7+ Rg8 (37...Rh6 38.Df8+ lleva al mate en pocas jugadas.) 38.Tf3 ganando.

36.Dxc3 Axe6 

La ventaja de las blancas es decisiva.

37.De5 Rf7 38.Dxc7+ Rf6 39.Df4+ Re7 40.Dc7+ Rf6 



41.Dd6 

Las blancas amenazan sencillamente avanzar su peón pasado y las negras no pueden jugar Tc1 para pararlo ya que la dama blanca tendría un jaque en f4 ganando la torre.

41...g5 42.f4 gxf4 43.c7

1–0

Luís Fernández Siles

Entrenador de ajedrez y director de Capakhine, la revista de ajedrez para los niños y sus padres.