El alfil que no tiene opositor

julio 02, 2013 , 5 Comments

Uno de los conceptos estratégicos más conocidos en el medio juego es el que insta a tratar de abrir la posición en aquellas posiciones en las que se tiene la pareja de alfiles. Sin embargo hay una idea menos conocida y también extremadamente útil en esas posiciones en las que quedamos con la pareja de alfiles: potenciar el alfil que no tiene opositor. ¿En qué consiste esta idea? Muy sencillo: si decimos que tenemos la pareja de alfiles eso implica, obviamente, que nuestro rival no tiene los dos alfiles. Lo más frecuente es jugar con pareja de alfiles contra alfil y caballo, aunque eventualmente encontremos casos en donde la pareja de alfiles lucha contra pareja de caballos, como veíamos recientemente en una de nuestras entradas. 

Pues bien, si nos encontramos en una de esas posiciones en las que nuestra pareja de alfiles lucha contra alfil y caballo debemos observar a través de qué diagonales se mueve el alfil enemigo, para tratar de potenciar precisamente a nuestro alfil que se mueve por casillas de color contrario. Es decir, si el alfil de nuestro rival se mueve por casillas blancas deberemos potenciar nuestro alfil de casillas negras, ya que nuestro rival no cuenta con un alfil que pueda contrarrestar el potencial que despliegue el nuestro. 

En mi reciente partida frente al G.M. Tiger Hillarp apareció un tema que podemos relacionar con esta regla estratégica y que implicó un bonito sacrificio posicional de peón por parte del G.M. sueco. Veámoslo. También lo podéis ver en el visor disponible en este enlace.

Hillarp Person - Fernández Siles  Oslo 2013


En la posición del diagrama juegan las blancas, que parecen experimentar ciertas dificultades. El plan de las negras parece sencillo: atacar al rey enemigo llevando las piezas mayores a la columna h en combinación con el poderoso alfil de e3 y el caballo que acabará situándose en e4 (eventualmente en g4). ¿Cómo pueden las blancas impedir esto? Las blancas pueden soñar con crear un peón pasado en la columna a, pero incluso si lo consiguen no parece que puedan crear serias amenazas pronto. 

Pues bien, las blancas tienen la pareja de alfiles y a las negras les falta el alfil de casillas blancas, por lo que las blancas idean un plan para activar y potenciar su alfil de casillas blancas. 

Hillarp,Tiger (2555) - Fernández Siles,Luís (2285)
Memorial Svein (2), 22.06.2013

25.d6! 

¡Bien hecho! Las diagonales a2-g8 y h1 - a8 se abren gracias a este sacrificio posicional. Debo confesar que esta jugada me sorprendió bastante. Cuando pensé unos minutos y aprecié la fuerza de este movimiento debo confesar que me invadió un sentimiento contradictorio. Por una parte resulta humano sentirse inquietado por los problemas que están a punto de aparecer en la partida (amenazas sobre b7, amenazas de cambiar damas en d5 en algunos casos, etc) pero debo confesar que también me sentí feliz de encontrar un ejemplo tan bueno sobre un tema que explico con frecuencia a mis alumnos y que hoy protagoniza este artículo (la idea de potenciar el alfil que no tienen opositor). 

25...cxd6 26.Af3 



26...Cf6 

Una opción bastante interesante era 26...Tf7!? 27.Ad5 (27.a5?! Cf6 28.a6 d5; 27.Ta3!?) 27...Cf6 28.Axf7+ Rxf7 29.a5 d5 30.a6 c4

27.Axb7 Ta7 Las negras se lo juegan todo a una carta: si el ataque contra el rey blanco no concluye con éxito los peones blancos del ala de dama decidirán la partida. 



28.Af3 Ce4 29.b6 Th7 30.h3 



30...Tff7 

30...Dh8 31.Rh2 Cg5 32.Ad5+ Tff7 33.Tf3

31.Tb1 Dh8 32.Rh2 Cg5 33.Ag4 

Única. 



33...De5 

33...fxg4 34.Dxg4 Dg7 35.Dc8+ Df8 (35...Tf8 36.b7) 36.Dxf8+ Txf8 37.a5 y aunque las blancas tengan pieza de más sobre el tablero los peones pasados de las blancas seguirán avanzando y convirtiéndose en la peor pesadilla de las negras. En cualquier caso la posición es bastante incierta y no me atrevería a emitir un veredicto definitivo.

34.Ah5 



34...Tfg7 

En apuros de tiempo resulta difícil encontrar el mejor camino. De hecho también hubiera resultado complicado con dos horas en el reloj. Era necesario jugar 34...f3+ 35.Ag3 f4 36.Axf7+ Txf7 37.Txf3 fxg3+ 38.Txg3 Af2 39.Dg4 Tg7 40.b7 Axg3+ 41.Rh1 (41.Dxg3 Cf3+) 41...Txb7 42.Dc8+ Rg7 43.Dxb7+ Rg6 "llegando a una posición donde uno u otro jugador tendrá que dar continuo pronto" según comenta el propio Tiger Hillarp en su blog.

35.Af3 Ce4 36.a5 Tg3 37.b7 



1-0

Por cierto que en los análisis tras la partida Tiger Hillarp me sorprendió por su cordialidad y su buen español.