Espectacular novedad teórica de Karjakin en la Defensa CaroKan


En estos días la atención del ajedrez internacional se centra en varios torneos muy fuertes, entre los que destacan el Memorial Alekhine y el Torneo Grand Prix. Precisamente en este último se produjo ayer una brillante partida en la que Karjakin se impuso a Mamedyarov, usando el primero de ellos una importante novedad teórica.

Ya hemos hablado con frecuencia de las posiciones de enroques opuestos (la que sigue a continuación es de este tipo) y el que quiera revisar contenidos anteriores acerca de esas posiciones puede revisar este artículo publicado en este blog hace tiempo.

Si os resulta más cómodo podéis ver la partida y sus comentarios en el visor que encontraréis en este enlace.


Karjakin,Sergey (2786) - Mamedyarov,Shakhriyar (2766) [B19]
Renova Group Grand Prix 2013 Zug (5), 23.04.2013

1.e4 c6 2.d4 d5 3.Cc3 dxe4 4.Cxe4 Af5 5.Cg3 Ag6 6.h4 h6 7.Cf3 Cd7 8.h5 Ah7 9.Ad3 Axd3 10.Dxd3 e6 11.Ad2 Cgf6 12.0-0-0 Ae7 13.Rb1 Db6 14.The1 0-0 



Queda definida una lucha de enroques opuestos. En este tipo de posiciones cada bando deberá atacar en el flanco en el que se encuentra el rey enemigo. Son partidas que se suelen decidir por ataque, por lo que en muchos casos el material no es lo más importante y es muy frecuente, por tanto, encontrar partidas en las que se sacrifica un peón o dos con tal de mantener la iniciativa y las posibilidades de ataque. Es importante mantener la idea de que en estas posiciones hay que ser enérgico en el ataque y tratar de no realizar demasiadas jugadas defensivas. Como regla general el bando que llega primero en el ataque suele ser el que tiene la ventaja (claro que hay excepciones a esta idea). En la actual posición las blancas cuentan con dos elementos importantes en su ataque. En primer lugar sus piezas parecen disponer de mayor facilidad para entrar en contacto con el enroque enemigo. En segundo lugar ya cuentan con un peón en h5 y, sobre todo, con el importante punto de ruptura en g5. 

15.Cf5 

El caballo se incorpora al ataque, aprovechando la situación indefensa del alfil de e7 (recordemos esa frase tan importante: "la indefensión de nuestras piezas provoca la combinación del rival"). 

15...Ab4 

15...exf5 16.Txe7 se jugó pocas semanas antes de esta partida entre Kasimszhanov y Ruck, en partida de la Bundesliga, imponiéndose, con blancas, el primero de ellos.



16.Cxh6+ 

¡Y llega la novedad teórica! Ahora podemos entender fácilmente la estrategia de Carlsen de alejarse de posiciones muy teóricas para no encontrarse con sorpresas como esta. Existen diferentes tipos de novedades teóricas (aquellas que luchan por la igualdad, las que buscan un camino diferente para obtener una pequeña ventaja, etc). Pero existen novedades teóricas como ésta, que pueden resultar absolutamente decisivas e incluso cambiar la valoración establecida sobre cierta variante. Teniendo en cuenta el tipo de posición (enroques opuestos) y el tipo de jugada (un sacrificio contra el enroque enemigo) no cabe duda de que Mamedyarov se estaría arrepintiendo ya de haber llegado a esta posición, sobre todo si intuímos el trabajo casero que Karjakin debió hacer sobre esta posición, ayudado por sus módulos de análisis, en algún momento. Trabajar sobre este tipo de novedades teóricas forma parte de la rutina del jugador de élite (salvo que seas el mejor del mundo, como Carlsen y te puedas permitir ganarle a casi todo el mundo con cualquier elección poco estudiada). 

Pero el aficionado al ajedrez que quiere progresar no debería de "jugar a ser un gran maestro de élite" tratando de encontrar en casa sus propias novedades teóricas. Los mejores del mundo invierten un gran tiempo a esta tarea porque ya tienen una sólida base del medio juego y los finales. Resulta poco práctico invertir una gran cantidad de tiempo en la búsqueda y estudio de novedades teóricas si, por ejemplo, todavía no tienes muy claros algunos finales de torres, por citar algunos, como la posición de Philidor, Lucena o Vancura. En ese sentido me parece muy acertado el título del libro de finales: "Disculpen las aperturas...los finales...son fundamentales." 

Y en cuanto al estudio de las aperturas quisiera insistir, como ya lo he hecho en alguna ocasión en este blog, en que lo importante no es memorizar, sino entender, conseguir conocer los tipos de posiciones que se alcanzan a partir de determinadas aperturas, los tipos de centro, estructuras de peones, etc. Pero si no eres un jugador de élite sí que puedes sacarle partido a las novedades que crean los mejores del mundo, puesto que siempre habrá un despistado que no la conozca, aunque haya aparecido en una partida del máximo nivel. Así que si juegas esta variante con blancas frente a la Defensa CaroKan...¡toma nota! 

16...gxh6 17.c3 Aa3 18.Ac1 




Ahora podemos ver que el sacrificio de las blancas no implica retomar con el alfil en h6 consiguiendo un segundo peón por la pieza. El alfil debe situarse en c1 para parar la amenaza de mate en b2. Y entonces, ¿en qué se basa el ataque blanco? Pues bien, las blancas avanzarán su peón de g, buscando la ruptura en g5. Una vez realizada esta ruptura la columna g será la principal vía de ataque de las blancas. 

18...Tfe8 

Bastante lógico. Liberar la casilla f8 será útil para que las piezas menores del negro puedan usarla a la hora de ayudar a su rey en las tareas defensivas que se avecinan. 

19.g4 Ch7 20.c4 

Expulsando al alfil de a3, de manera que el balnco no deba de preocuparse por las amenazas en b2 y, de ese modo, su alfil pueda participar en el ataque de una manera más directa y eficaz. 

20...Af8 





21.g5 

Y llega la ruptura que abrirá la columna g para que las torres blancas desplieguen toda su actividad en el ataque. 

21...hxg5 22.Cxg5 Cxg5 23.Axg5 Rh8 

No parece nada extraño que el rey negro quiera abandonar la columna g, sin embargo la jugada 23...Ae7 ofrecía mejores posibilidades de defensa para las negras. 

24.Tg1 Dc7 





25.Df3 

Se amenaza un jaque mortal con el alfil en f6, además de la posibilidad de capturar en f7. 

25...f6 26.Af4 Ad6 




27.Dg3 

Se amenaza el alfil de d6 y el mate en g7. La lucha está casi decidida. Las blancas recuperan el material entregado con intereses incluidos. Además el rey negro sigue estando muy expuesto. 

27...Cc5 28.Axd6 Dh7+ 29.Ra1 Ce4 30.Dh4 Tg8 31.f3 Cg5 32.Df4 Df5 33.Dxf5 exf5 





34.Ae7 

La ventaja de las blancas es decisiva. 

34...Cxf3 35.Tgf1 Tg3 36.d5 cxd5 37.cxd5 Rg7 38.Td3 Rf7 39.Ad6 Ch2 40.Axg3 

Las negras abandonan. 

En caso de 40...Cxf1 41.Af4 y el caballo encerrado de las negras y los dos peones pasados del blanco deciden fácilmente la partida. 1-0

Siles en Google +

La casilla e4 en la Defensa India de Rey

abril 15, 2013 , , 2 Comments

La Defensa India de Rey da lugar con mucha frecuencia a posiciones con centro cerrado en las que las negras han realizado el avance e5 y las blancas han jugado d5. En esas posiciones la expansión de peones del negro en el flanco de rey es uno de los planes principales, buscando iniciativa y posibilidades de ataque contra el rey de las blancas. Pero el jugador experimentado sabe que ese avance de peones no puede realizarse de cualquier manera y conviene estar atentos sobre ciertas sutilezas. En este artículo trataremos una de ellas, relativa a un posible cambio del peón de e4 por el de f5 (un cambio que puede realizar el blanco o el negro, dependiendo de la posición en concreto). 

Se sabe que pocas veces es bueno que el negro, tras el avance f5, cambie en e4, ya que de ese modo la casilla e4 queda en manos de las blancas que suelen realizar un férreo control con sus piezas (por supuesto se pueden encontrar en la práctica ciertas excepciones a esta regla). Además la idea básica del avance de peones en el flanco de rey, como mencionábamos, es realizar un ataque contra el enroque negro, por lo que el peón de f de las negras debe seguir avanzando para colaborar en dicho ataque. También es conocida la idea de que en el avance de peones del negro, las negras sólo deben avanzar su peón de g6 a g5 (en la mayoría de los casos) cuando ya se haya jugado f4, ya que de otro modo será el blanco el que pueda cambiar en f5 y hacerse con la casilla e4 (este cambio sólo suele ser recomendable para las blancas en este supuesto, ya que si las negras tienen su peón en g6 y el blanco cambia en f5, las negras pueden retomar en f5 con su peón de g6, a lo que normalmente sigue el plan de Rh8 y Tg8 para buscar actividad a través de la columna g).

Un ejemplo muy claro de las consecuencias del cambio del peón de e4 por el de f5 y el posterior control de la casilla e4 por parte de las blancas lo hemos podido ver hace unos días en la partida Caruana - Kokarev del Campeonato de Rusia por equipos. Veamos dicha partida, que podéis ver en un visor, con los comentarios, en este enlace.


Caruana,F (2772) - Kokarev,Dm (2648) [E92]
20th TCh-RUS 2013 Loo RUS (1), 07.04.2013

1.d4 Cf6 2.c4 g6 3.Cc3 Ag7 4.e4 d6 5.Cf3 0-0 6.Ae2 e5 7.Ae3 Ca6 8.0-0 c6 9.d5 Cg4 10.Ag5 f6 11.Ah4 c5 12.Ce1 Ch6 13.Cd3 g5 14.Ag3 f5 



Las negras realizan la típica expansión de peones en el flanco de rey a base de f5, pero sin el soporte del peón de g6, lo que permitirá a Caruana cambiar en f5 y hacerse con el control de la casilla e4. 

15.exf5 Axf5 16.Af3 Ag6 17.Ae4



17...Cf5 

El caballo evita un cambio en g6 que deterioraría la estructura de peones del enroque negro. Además el caballo puede aspirar en el futuro a conquistar la casilla d4, lo que podría suponer una compensación a cambio de la casilla e4 del blanco. Como veremos Caruana no permitirá que esto ocurra. De momento, y en las próximas jugadas, el caballo no podrá situarse en d4 ya que esto permitiría el cambio en g6 que hemos comentado. 

18.Te1 Cb8 

Las negras tratan de reciclar la posición del caballo de a6, que ya no servía para mucho en esa casilla. 

19.f3 Cd7 20.Cf2 Cf6 



Una vez que el caballo ha llegado a f6 las negras sí que pueden intentar instalar su caballo en d4, previo cambio en e4, por lo que Caruana elimina el caballo de f5. 

21.Axf5 Axf5 22.Cfe4 Cxe4 23.Cxe4 a5 




Un nuevo cambio en e4 dejaría a las negras con el alfil malo contra el alfil bueno. Un alfil malo torpe y difícil de activar, que dejaría a las negras en una posición bastante desagradable. 

24.Tc1 Tf7 25.Af2 h6 26.h3 Tb8 

El negro busca algún contrajuego preparando la ruptura en b5. 

27.De2 Dd7 28.Tc3 Af8 

Liberando a la dama de la defensa del peón de d6, para que pueda apoyar la reacción en b5. 

29.Tb3 b6 30.Ae3 a4 



Si las negras quieren realizar el avance b5 deben expulsar primero a la torre blanca. 

31.Ta3 b5 32.b3 bxc4 33.bxc4 

Los cambios de peones han dejado una clara debilidad negra en a4, que será el objetivo principal de las blancas en las próximas jugadas. 

33...Tb4 34.Dc2 

Y las blancas van a ganar el peón de a4, expulsando previamente la torre de b4 con Ad2. 

34...Db7 

El negro intenta activarse un poco, una vez que la pérdida del peón de a4 es inevitable. 

35.Txa4 Tb2 36.Dd3 Dc8 37.Ad2 





37...Axh3 

Sacrificio fruto de la desesperación y la impotencia. Las blancas aceptarán el ofrecimiento y se defenderán con acierto, haciendo valer su ventaja. 

38.gxh3 Dxh3 39.Ta3 Tf4 




40.Cf2 Dg3+ 41.Rf1 Tf6 42.Ce4 Dh3+ 43.Re2 Tf4 44.Rd1


Una vez que el rey blanco se encuentra a salvo las negras no encuentran ningún motivo para seguir la lucha.

 1-0


Puedes ver la partida con sus comentarios correspondientes en el visor de ajedrez de este enlace.

Siles en Google +